La vida doméstica en Medina Azahara
La vida doméstica en Medina Azahara

La vida de edificios y espacios de Madinat al-Zahra expresa la existencia de ámbitos de actividad bien diferenciados en el palacio: la vida política y administrativa, por un lado, la vida doméstica, íntima y privada de sus habitantes, por otro, y las funciones relacionadas con las actividades culinarias o la seguridad.

 

 

La especialización de funciones se observa también en algunas viviendas que integran el sector privado, donde existían estancias y espacios con un definido carácter de residencia, junto a otros que son ámbitos de trabajo. El diferente estatus de sus moradores, desde los servidores hasta los altos funcionarios del Estado, con el propio califa a la cabeza, se refleja también en las distintas organizaciones y cualificación de las viviendas, desde las más “sencillas”, como las Viviendas Superiores, hasta las más suntuosas, como la casa privada del califa (Dar al-Mulk), la del Primer Ministro (Casa de Ya’far) o la conocida como Vivienda de la Alberca. Todas ellas se estructuran en torno a patios y están volcadas hacia el interior, protegiendo la privacidad de sus moradores. Esta misma organización se da en espacios de trabajo como las Viviendas de Servicio, donde desarrollaba su actitud el personal ocupado en los trabajos domésticos y culinarios al servicio de los grandes personajes de la corte que habitan las grandes residencias antes nombradas.

La seguridad ocupaba también una parte importante de la actividad diaria de Madinat al Zahra

Las estancias del cuerpo de guardia que custodian la entrada al sector privado y las comunicaciones entre distintas partes del alcázar, testimonian el papel relevante de esta función en su interior.

Las cerámicas y los vidrios, por su parte, reflejan algunas de las actividades cotidianas de la vida doméstica, como son la preparación de las comidas y su servicio en la mesa.

Post Relacionados

Leave a comment